viernes, 12 de mayo de 2017

PASTA CHOUX



Esta masa de origen francés se caracteriza por ser muy ligera. Los pastelitos que se obtienen de ella se pueden rellenar de dulce o salado. Con esta masa podemos preparar diferentes tipos de pasteles como pepitos, éclairs, profiteroles, buñuelos, ...etc.  Mi consejo es, que al hacer la masa, es muy importante medir bien los ingredientes, ya que el exceso de humedad puede hacer que la masa se hunda al sacarlos del horno.



INGREDIENTES 
------------------------

  • 60 g de harina
  • 125 ml de agua
  • 50 g de mantequilla en dados
  • una pizca de sal
  • una pizca de azúcar
  • 2 huevos

ELABORACIÓN
------------------------
  1. Precalentar el horno a 180 ºC. Forrar una placa de horno con una lámina de papel sulfurizado.
  2. Tamizar la harina sobre una lámina de papel sulfurizado o de horno. Poner el agua, la mantequilla, la sal y el azúcar en un cazo. Calentar hasta que la mantequilla y el agua rompan a hervir. Apartar del fuego y añadir la harina de una sola vez.
  3. Mezclar bien con una cuchara de madera. Volver a poner al fuego y remover hasta que se forme una bola y la pasta se desprenda del cazo,
  4. Apartar del fuego y pasar la bola de masa a un bol. Batir ligeramente los huevos en un plato. Con la batidora eléctrica de varillas incorporar los huevos a la pasta, poco a poco, hasta conseguir una pasta suave, fina y brillante.

LA RECETA EN IMÁGENES
-----------------------------------------

Formar una bola con el agua, la mantequilla, la harina, sal y azúcar.

Agregar los huevos y formar una masa suave, fina y brillante.

Ejemplo de pasta choux formando profiteroles.

Hornear.

Dejar enfriar y rellenar.

Publicar un comentario