domingo, 13 de septiembre de 2015

BIZCOCHO DE NATA Y JENGIBRE


 Hoy os dejo la receta de este rico bizcocho con el sabor dulce, picante y amargo que caracteriza al jengibre, que llenará vuestra cocina de un aroma irresistible.

El jengibre es originario del este de Asia. Las culturas Hindúes y Chinas lo han utilizado por milenios como un aliviante digestivo. Los chinos consideran el jengibre como el yang, o comida picante, la cual equilibra la comida fría ying para crear armonía. Los griegos romanos, también lo utilizaban para este propósito. Impactó Europa y América cuando se estableció a sí mismo como una hierba medicinal y se convirtió en popular como una bebida suave para alivios estomacales.

Hoy, el jengibre es cultivado mundialmente, se cultiva, en países como: la India, la China, Japón, Indonesia, Islas del Caribe y en Venezuela en varios estados, siendo en Guayana el sitio donde se da con buen sabor y tamaño.


INGREDIENTES:
  • 4 huevos
  • 160 g. de azúcar
  • 200 ml. de nata para montar
  • 200 g. de harina de repostería
  • 16 g. de levadura en polvo
  • 8 g. de jengibre en polvo
  • mantequilla para embadurnar el molde

ELABORACIÓN: Precalentar el horno a 180 º C. Embadurnar y forrar con papel sulfurizado un molde rectangular  de  35 x 12 cm. Batir,  con batidor de varilla eléctrico los huevos  con el azúcar hasta obtener una crema espesa y pálida. Añadir la nata y continuar batiendo otros 3 minutos más. Incorporar la harina y la levadura tamizada de tres veces, mezclando con movimientos envolventes con espátula de silicona. Añadir el jengibre y mezclar.
Hornear de 45 minutos aproximadamente. El bizcocho estará listo, cuando al pincharle con un cuchillo, éste salga limpio.

























Publicar un comentario en la entrada