lunes, 22 de junio de 2015

TARTA PRALINÉ





Esta deliciosa tarta se elabora partiendo de un bizcocho enriquecido con mantequilla y aromatizado con vainilla, bañado, una vez frío, con un jarabe perfumado de licor. Por último, se glasea con una fina capa de chocolate brillante.

¡ Aquí os dejo la receta !



Preparación: En bandeja, sobre servilleta, se pone el bizcocho preparado de antemano .
Una vez frío el bizcocho, se baña con jarabe, se cubre con baño de chocolate y se reserva en sitio fresco, no en el frigorífico. Se adorna poniendo la palabra Praliné. Decorar con medias rodajas de naranja.

BIZCOCHO:
Ingredientes:
  • 250 g. de harina
  • 150 g. de azúcar lustre
  • 125 g. de mantequilla
  • 3 cucharaditas colmadas de levadura
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 3 huevos ( 160 - 165 g. )
  • 1 cucharada de leche templada
  • esencia de vainilla

Preparación: En bol se echa la mantequilla blandísima, el azúcar lustre y el perfume, se forma una pomada y se agregan los huevos batidos de 8 veces para que no se corte la masa. Ahora se incorpora la harina mezclada con la levadura y la sal, pero sin trabajar más que lo suficiente para mezclar los ingredientes, se añade la leche y mezclada se vierte en molde a tarta de 22 cm., embadurnado de mantequilla y forrado  con papel de hornear. Se pone en molde a 180 º C de 40 a 45 minutos y dorado se retira del horno.

JARABE PARA BAÑAR EL BIZCOCHO: Se prepara con 200  g. de azúcar y 2 dl. de agua, hirviendo 5 minutos. Se perfuma con un chorrito de licor a capricho. Con una jeringuilla de pastelería procedemos a bañar el bizcocho.


BAÑO DE CHOCOLATE:
Ingredientes: 
  • 150 g. de chocolate cobertura
  • 125 g. de azúcar
  • 1 dl. de agua
  • 25 g. de mantequilla

Preparación: Se pone el chocolate a ablandar al baño maría. En un cazo se pone el agua y el azúcar formando un jarabe a punto de hebra ( 7 u 8 minutos tarda) , se incorpora en dos o cuatro veces en el cazo del chocolate moviendo con espátula hasta mezclar, se incorpora la mantequilla  y se procede a bañar el bizcocho, no sin antes comprobar que el baño corre, que en caso contrario, se incorpora agua de cucharadita en cucharadita, hasta obtener un baño fino que se escurra fácilmente. 

Formar pomada con la mantequilla y el azúcar.

Tiene que quedar esta textura.
Mezclar con batidor.
Así ha de quedar la masa una vez hayamos incorporado los huevos.
Verter la masa en el molde.
Así nos quedará el bizcocho. Ahora procederemos a bañarlo con el jarabe, ayudándonos de una jeringa de repostería.

Por último le cubrimos con el baño de chocolate y lo decoramos.

¡ Rico, rico !



Publicar un comentario