martes, 2 de junio de 2015

TARTA DE CHOCOLATE CON ALMENDRAS


Esta tarta resulta deliciosa e ideal para cualquier celebración. La combinación del chocolate con el resto de ingredientes,  dará como resultado un exquisito pastel. No cocer la tarta más del tiempo señalado para que no pierda jugosidad.





PresentaciónSobre una tartera servimos la tarta cubierta de un baño de chocolate y mantequilla y espolvoreada con almendra crocante.

Ingredientes:
  • 100 g. de chocolate negro al 70 % de cacao
  • 2 cucharadas de azúcar glas
  • 2 cucharadas de ron negro
  • 115 g. de mantequilla reblandecida
  • 130 g. de azúcar
  • 3 huevos
  • 100 g. de almendra molida
  • 80 g. de harina 
  • 5 gotas de esencia natural de almendra 
  • 1 cucharada de azúcar blanquilla
  • 1 pizca de sal
  • almendra picada para decorar

Preparación:
  1. Precalentar el horno a 180 º C. Forrar de papel sulfurizado y engrasar un molde redondo desmontable de 20 cm. de diámetro.
  2. Poner el chocolate a derretir en un cazo al baño maría. Cuando se haya derretido añadir las dos cucharadas de azúcar glas y ligarlas bien al chocolate. Añadir el ron. Dejar al mínimo.
  3. Separar las claras de las yemas. Batir bien la mantequilla con el azúcar hasta obtener una pomada. Añadir las yemas de huevo y mezclar bien.
  4. Montamos la claras a punto de nieve con la sal hasta que formen picos suaves. Añadimos la cucharada de azúcar blanquilla. Seguimos batiendo hasta conseguir un merengue firme.
  5. Con la espátula de silicona añadir el chocolate derretido a la mezcla de yemas, añadir seguidamente las almendras en polvo y  la esencia de almendras amarga. Mezclar. Ahora añadimos la cuarta parte de la claras, mezclamos con movimientos envolventes, echamos dos cucharadas de harina tamizada, mezclamos con suavidad y volvemos a repetir la operación  dos veces más, alternando claras y harina, hasta terminar de añadirlas en su totalidad. (*Consejo: Tamizar la harina directamente en la masa con colador o tamiz.)
  6.  Verter la masa en el molde y hornear a altura media sobre bandeja de horno unos 25 minutos.  Cuando esté listo, debe quedar por los laterales firme y por el centro con el chocolate derretido, sin cuajar, de modo que si pinchamos una aguja en el centro, salga manchada con el chocolate. Esto tiene que ser así, porque al enfriarse adquirirá mayor consistencia. Dejaremos enfriar el bizcocho en el molde 15 minutos y luego los sacaremos y lo pasaremos a una rejilla, dejándolo enfriar del todo durante una hora. Una vez esté frío el bizcocho procederemos a darle la cobertura de chocolate.

Cobertura de chocolate:  Derretir 80 g. de  chocolate cobertura con dos cucharadas de mantequilla al baño maría suave. Cuando adquiera la consistencia adecuada, para poder extenderlo con facilidad, con ayuda de una espátula de pastelería, cubrir el pastel. 




¡BUEN PROVECHO!







Publicar un comentario